Todo el mundo ha vivido momentos muy similares en los pasados meses y aunque parezca que la economía se ha detenido del todo, no ha sido así. Hubo sectores donde se concentraron los movimientos, en detrimento de otros que sí tuvieron que sufrir los efectos de la cuarentena.

Pero la reactivación viene de la mano de la inversión y desde los grandes empresarios hasta las personas naturales pueden optar por adecuar sus finanzas al formato post pandemia.

Ventas por redes sociales

Ya estaban allí, pero ahora son parte integral de tu vida. Seguramente en tus redes sociales ves a mucha gente vender sus productos y quizá ya bloqueaste a uno que otro. Si tienes algún servicio o producto que vender es momento de implementar una estrategia de marketing de redes sociales, aprender a tomar fotos, buscar a un diseñador que te ayude con un logo y algunos detalles, definir tu modo de entrega de producto y “salir” a vender. El mercado es tan amplio como quieras, eso si, ten presente que la competencia es ardua y todos quieren diferenciarse y ofrecer las mejores ventajas sin dejar de ganar.

Criptomonedas

Este es un sector cuyo auge no se ha caído en esta época y es probable que siga así, por lo tanto viene bien informarse e invertir allí. Las más conocidas son Bitcoin, Ethereum y Binances, de allí hay muchísimas que cuestan menos adquirirlas que podrían dar réditos sorprendentes. No obstante, conviene conocer los riesgos para tomar las mejores decisiones.

Metales

Comprar oro y plata nunca pasará de moda para preservar el valor de nuestro dinero.

Mercado inmobiliario

La gente dejó de comprar casas en el 2020, eso es un hecho, pero muchos analistas consideran que habrá un efecto rebote que permitirá que en el 2021 haya muchos beneficios para quienes se decidan a continuar sus planes de comprar casas. O asimismo que quienes quieran venderlas, hallen más personas dispuestas a tener su propio hogar, así que buen momento para aumentar la plusvalía del inmueble que quieras vender.

Viajes

Parece contraproducente, pero no lo es. El mundo volverá a moverse con las precauciones debidas y requerirá a los turistas. Será un turismo distinto, pero para quienes aman los viajes y consideran una inversión conocer otras culturas, ya sea dentro del país o el extranjero, volver a viajar será muy especial y posiblemente a los mejores precios.