El mundo avanza aceleradamente y ahora cada vez es más común que las familias sean de tres o cuatro integrantes y, que ambos padres trabajen. ¡Esto quizás para nuestros abuelos era impensable! Frente a esta nueva dinámica familiar en la que los padres tienen cada uno su trabajo propio, distintos horarios y ocupaciones, la tecnología tiene un protagonismo notable puesto que es usada, más que como distracción, como herramienta de cuidado.

Aquí queremos comentarles algunos ejemplos de la vida cotidiana de los padres del siglo XXI que, sin duda, evidencian una gran diferencia con la vida hace cuarenta años. ¡Así es como la tecnología ha facilitado la vida de muchos!

Seguridad

Cada vez son más padres que usan cámaras de seguridad en sus casas para poder tener bajo control todo lo que sucede mientras ellos no están. Estas cámaras pueden ser vistas desde el celular, siempre y cuando tengas internet. De esta manera, los padres pueden sentir mayor seguridad de dejar a sus hijos con alguien.

Así también, gracias a los celulares los padres contemporáneos pueden sentirse más seguros de poder contactarse con su hijo adolescente cuando lo necesiten. A ti, ¿cómo te ha ayudado la tecnología durante tu etapa de padre?

Ahorro de tiempo

La tecnología nos ha ayudado a todos a ahorrar tiempo. Sin embargo, para un padre o madre que trabaja, la tecnología es un aliado que ofrece muchos beneficios.

Por ejemplo, muchos bancos ahora te ofrecen poder hacer los pagos de colegiatura sin filas, desde tu celular. En Ecuador, algunas tarjetas de crédito te permiten hacer tu pago por medio de su plataforma online. Hasta puedes mandar a pedir los útiles escolares de tus hijos, ¡por medio de apps!