Como ciudadanos tenemos en nuestras manos una poderosa herramienta que nos mantiene conectados con el mundo, esta puede ayudar a crear el caos o la paz. Aquí un ejemplo de lo mal que puede ser generar desinformación. Lo vi hace unos días: En redes sociales empezó a circular un video que era un extracto de una película con tintes apocalípticos, en donde la gente se desmayaba sin ninguna razón aparente, y en la descripción se aseguraba que eran imágenes censuradas de la actual situación en Asia. Por supuesto, el video había sido miles de veces compartido y los comentarios iban de la burla a la preocupación. Así mismo, recibí un audio de voz reenviado de una persona desconocida que aseguraba confirmar el primer caso en un país de Suramérica. ¿Se imaginan cuántas personas habrán escuchado ese audio y creído en lo que se decía?

Actualmente, alrededor del mundo el sistema de salud está alerta de una posible expansión del denominado Coronavirus, el cual puede letal para los seres humanos. Por supuesto, debemos llevar las precauciones necesarias. Aquí algunas de ellas:

Usar mascarillas en lugares públicos.
Lavarse las manos frecuentemente.
No usar cubiertos de otras personas.
Mantener distancia de las personas que padezcan síntomas de gripe.

Pero, además de estos puntos, debemos ser responsables con la información que compartimos. Asegurarnos de siempre ver la fuente de la que viene la información. Cada país tiene su ministerio de salud encargado de informar de manera precisa a la ciudadanía.

Una herramienta tecnológica que ha sorprendido los últimos días es la desarrollada por ingenieros, científicos e investigadores de la Universidad Johns Hopkins. Se trata de un mapa mundial que se va actualizando en tiempo real con la información confirmada de casos del Coronavirus. El mapa es una colaboración mundial de los centros de control y prevención de Estados Unidos, Europa China, así como también de la World Health Organization

Puedes verlo haciendo click aquí:

https://bit.ly/2wfIKkl

Recuerda hacer uso correcto de la tecnología, más ahora en estos casos que acarrean un real peligro para todos.