En la actualidad es difícil encontrar un país que no tenga como motor energético una central nuclear. Lo que se traduce como una batalla perdida del medio ambiente contra el CO2, ya que las centrales funcionan con masivas cantidades de carbón. Solo una ciudad, que vivió una de las peores experiencias con una central nuclear a nivel mundial, ha decidido ir por otro camino en favor del planeta.

Fukushima ha tomado la decisión de llevar su prefectura, con más de dos millones de habitantes, a dejar atrás el desastre y no depender más de la energía nuclear. De esa forma, se convertirá en la primera región capaz de funcionar con energía 100% renovable. Este proyecto con principios amigables con el medio ambiente, se calcula, estaría listo para el 2040, financiado en mayor parte por el gobierno de Japón. Además, se estima que el proyecto tendría un gasto total de $ 2,75 mil millones.

Para mantener una región funcionando solo con energía renovable se tendrá que construir once parques solares -espacios en el que pequeñas instalaciones fotovoltaicas comparten infraestructuras y servicios- y diez parques eólicos -agrupaciones de aerogeneradores que transforman la energía eólica en energía eléctrica- en tierras de cultivo abandonadas y áreas montañosas de la prefectura. Además, también se está planeando la construcción de centrales geotérmicas y de biomasa que contribuyan con las necesidades de energía en Fukushima.

¿Crees que esto pueda ser posible pronto en todo el mundo?