Debido a la emergencia sanitaria, el uso de mascarilla es obligatorio en muchos países del mundo. Y, es comprensible que, frente a este cambio repentino, nuestra piel del rostro no se acostumbre y presente acné. Es así que, ahora hay cada vez más preguntas sobre lo que dermatólogos conocen como “acné de deportista” o “de fricción”.  Aquí queremos comentarte un poco sobre su causa y formas de prevenirlo.

¿Por qué se provoca el acné de deportista?

Respirar o hablar con la mascarilla puesta hace que el aire caliente quede atrapado entre la tela y tu piel. Este es el ambiente perfecto para el crecimiento de bacterias y, por tanto, de acné. Esta fricción además puede provocar alergias o piel rosácea. Asimismo, el calor del ambiente puede acelerar e incrementar la posibilidad de desarrollar acné. Para las mujeres, el uso de maquillaje debajo de la mascarilla podría ser también un causante. Y, como es de esperarse, el estrés y la mala alimentación son factores importantes a considerar.

Por supuesto, estas no son razones para dejar de usar la mascarilla. Hasta el momento, los especialistas recomiendan que su uso correcto y el distanciamiento físico son las maneras más efectivas de evitar contagios. Por ello, para que no te preocupes por el acné, estas son las recomendaciones que te damos.  

 ¿Qué hacer al respecto?

  • Limpia frecuentemente tu mascarilla, lávala o cámbiala.
  • Trata tus granitos de manera local y con cremas de tu preferencia. Si buscas un compuesto natural, te recomendamos aplicar aloe vera por las noches y lavar al siguiente día.
  • Una rutina de limpieza diaria del rostro, en la mañana y noche, es necesaria para prevenir el acné.
  • En caso de que la mascarilla se humedezca por la lluvia o algún otro factor, deberás cambiarla inmediatamente.