Un seguro de vida es la garantía de que podrás proteger a tu familia y a los que más quieres, sin importar las circunstancias. Ante la muerte del asegurado o la pérdida de la capacidad para mantener una carrera profesional, la póliza de vida se encarga de indemnizar a quienes hayan sido elegidos anticipadamente, con un monto específico que los ayude a solventar sus deudas y vida cotidiana. Si bien este seguro no es obligatorio, es una de las decisiones más inteligentes que puedes tomar. La muerte o un siniestro de grandes alcances, puede sorprender a tu familia y dejarlos sin el salvavidas necesario para subsistir.

¿Por qué elegir uno?

La tranquilidad de tu familia es, sin duda, la motivación más importante al momento de elegir tener un seguro de vida. Pero, si aún no estás convencido, aquí te damos algunas otras razones para que puedas tomar una decisión informada:

  • Actualmente, al menos 6 de cada 10 personas están cancelando una mensualidad por el pago de su casa. Un evento desafortunado podría poner en riesgo la estabilidad económica de la familia, por ello el seguro de vida puede estar destinado en su totalidad a cancelar esta deuda pendiente.
  • Muchos seguros de vida ofrecen también una garantía en caso de invalidez o enfermedad grave que paralice las actividades de trabajo de forma permanente. Esto te ayudará a hacer frente a cualquier infortunio.
  • Sin duda, los hijos son el motor de los padres. Darles a ellos la tranquilidad del estudio y alimento es prioridad, por ello un seguro de vida puede ser la clave para su futuro.