Son miles los artículos que han salido a la luz en los que se nos explica por qué deberíamos dejar de consumir azúcar. Sin duda, son muchas las personas expertas en el tema que nos quieren educar sobre las implicaciones de su consumo. Esto con la finalidad de poder tener un estilo de vida más saludable y, por supuesto, un mejor estado de salud. Si bien es cierto que la mayoría de la población ha crecido con la costumbre de usar la azúcar blanca para endulzar diferentes tipos de platillos o bebidas, es importante entender que disminuir su uso resultará en un impacto positivo en nuestras vidas.

¿Qué nos puede ocasionar su uso excesivo?

Abusar del consumo de azúcar blanca solo nos causará un deterioro a nuestra salud. Por ejemplo, ésta puede ocasionar la aparición de caries, el aumento de peso, hipertensión, enfermedades como la diabetes, un alto colesterol, incluso, desarrollar un hambre sin control, debido a que expertos explican que el consumo de azúcar, aparte de que te crea una adicción por querer ingerir más dulce, ésta solo nos aporta calorías vacías, por lo que apenas pasen unos minutos de haber comido, volveremos a sentir hambre.

Debemos reemplazar el azúcar

Nadie dijo que será fácil eliminar el consumo por completo de este endulzante, sin embargo, no es imposible, sobre todo cuando comencemos a ver los cambios positivos. Este paso debes implementarlo poco a poco, es decir, si normalmente solías colocar dos o tres cucharadas de azúcar a tu café, empieza por colocar solo una, y así con otras preparaciones. Después de este paso, comenzarás a acostumbrar a tu paladar a sabores menos dulces, por lo que podrás ir cambiando progresivamente a endulzantes menos dañinos, como, por ejemplo, la panela, el azúcar de coco o la estevia. De esta forma, verás cómo llegará el día en el que tu paladar y, aunque no lo creas, tu mente, dejarán de pedirte endulzar todas tus comidas.

Cambios que ni te imaginas

  • Lucirás más joven.
  • Perderás grasa y, por ende, bajarás de peso.
  • Tendrás dientes más blancos.
  • Los sabores volverán a tu paladar.
  • Reduces el riesgo de contraer cáncer.
  • Tendrás un corazón más saludable.
  • Dormirás mucho mejor.
  • Reforzarás tu sistema inmunológico.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) solo recomienda ingerir 50 gramos de azúcar al día y, sin duda, cuando nos ponemos a analizar el por qué, todo tiene sentido. Dejar de consumir azúcar trae ventajas para tu salud que ni te imaginas. ¿Qué esperas para empezar y dar el primer paso?