Si tuviésemos que hacer un conteo con los mejores inventos que han salido en el mercado en la última década, sin duda el air fryer o freidora de aire ocuparía uno de los primeros lugares. Este artefacto llegó como uno de los utensilios más útiles a la vida de los afortunados que ya lo poseen, y a los que aún no cuentan con este privilegio, después de leer este artículo querrán salir corriendo para obtener el suyo.

Ahorra calorías y tiempo

La freidora de aire te hará disminuir el consumo de aceites hasta en un 99%, debido a que no los necesitas, quizá una que otra preparación ameritará un pequeño rocío, pero no más que eso. Es por esta razón que esta innovadora máquina resulta ideal para reducir las cantidades de grasas en comidas tales como, papas fritas, pollo frito o cualquier comida que su término final sea la fritura.

Evidentemente también nos ayudará a ahorrarnos inmensas cantidades de calorías que normalmente solíamos consumir en una comida del día, beneficiando de esta forma a nuestra salud. Pero no solo eso, y es que el air fryer con su temporizador, también nos permitirá ahorrarnos tiempo y poder hacer otras cosas mientras tanto. ¿Cuántas veces no perdimos hasta media hora parados frente al sartén para estar pendientes de que nada se queme? Pues, con la freidora de aire, esa parte del proceso se acabó, ya que con el temporizador se puede dejar funcionando sin necesidad de vigilancia.

Además, para la felicidad de muchas amas de casa, ya no tendrán un lavaplatos full de sartenes y ollas grasientas que lavar, debido a que el air fryer también aporta eso, practicidad. En su canasta podrás cocinar varios alimentos a la vez, con la diferencia de que al final solo tendrás que lavar la canasta utilizada.

Versatilidad

A pesar de que está máquina fue creada para cocinar alimentos que al final queden con el resultado de “fritura” (ideal para los amantes de las cosas fritas), no solo puedes cocinar para “freír”.  Este artefacto cuenta con un ciclo gradual de temperaturas, lo cual nos permite cocinar vegetales, carnes o lo que gustes con consistencia al grill, a la plancha, entre otros. Incluso puedes hornear pasteles o cupcakes. Y, ¿quieres saber qué es lo mejor? Que es eléctrico, no necesitas de gas.

Para poder aprovechar al máximo de una freidora de aire solo debes saber elegir el tipo de freidora, pues los diversos modelos son más prácticos para unas u otras cosas. De igual forma, debes tomar en cuenta la potencia máxima de la freidora que hayas escogido, ya que, si bien no consume tanto como un horno eléctrico, el consumo de luz seguirá siendo reflejado en tu factura, pero no es preocupante ya que es bastante rápida.

Y, entonces, ¿vas por la tuya?